Página de inicio » Blog jurídico » Éxitos del bufete Debelare Abogados en Madrid » En medidas provisionales custodia compartida tras absolución en procedimiento penal

Guarda y custodia compartida en medidas provisionales tras ser absuelto en el procedimiento penal por denuncia de su exmujer

Un padre pasa del calabozo por denuncia de su exmujer a conseguir la guarda y custodia compartida por semanas alternas de su hijo de 2 años.

«Me siento atrapado. La madre de mi hijo quiere alejarme de su vida. Me obliga a salir del domicilio; me obliga a pagar un alquiler además de la hipoteca. Además me pide una pensión de alimentos desorbitada. Tengo miedo a las consecuencias del procedimiento de divorcio. Tengo miedo de que me denuncie como estrategia para el divorcio. No quiero que la sentencia de divorcio me condene a ser un padre de fin de semana. Solo quiero disfrutar de mi hijo en igualdad de condiciones, con la guarda y custodia compartida. No entiendo por qué debo ser quien pierda en todo».
Cliente
Guarda y custodia compartida en medidas provisionales conseguida por los abogados de Debelare tras conseguir la absolución del padre en el procedimiento penal.
El padre del niño de 2 años consigue la guarda y custodia compartida en medidas provisionales tras ser absuelto en el procedimiento penal generado por la denuncia de su expareja.

Estas fueron las palabras de nuestro cliente, padre de un hijo de dos años, antes de que se cumplieran sus peores presagios. Pocos días después, la exmujer inició el procedimiento de divorcio. Además desde la presentación de la demanda no le permitió ver a su hijo de 2 años en condiciones normales. Decía que, hasta que el juez no dictase auto de medidas provisionales en el procedimiento de divorcio, solo podría ver a su hijo cuando ella quisiese.

Además, la exmujer le denunció justo después de presentar la demanda de divorcio. ¿La causa de la denuncia? una discusión en la que el padre le pidió poder estar con su hijo de 2 años en igualdad de condiciones que ella. Debido a esta denuncia, el padre tuvo que pasar una noche en el calabozo por negarse a desaparecer de la vida de su hijo.

Cuando este padre llegó al despacho sabíamos que estábamos ante un caso muy complicado. El procedimiento penal nacido a raíz de la denuncia podía impedir que se cumpliese el deseo del padre de conseguir la guarda y custodia compartida de su hijo. Y es que si el padre resultaba condenado por el Juzgado penal, el Juez civil no tendría más remedio que conceder la custodia a la madre, con todo lo que ello conlleva (salida del domicilio, régimen de visitas reducido, etc.).

Y sin embargo, gracias a la dedicación y esmero de los abogados penalistas del despacho, acabamos de conseguir la primera victoria: el juzgado de lo penal ha absuelto al cliente. La sentencia recoge que la denuncia podía deberse a una estrategia para condicionar el procedimiento de divorcio y que no hay pruebas de ninguna lesión.

Gracias a esta sentencia, el procedimiento de divorcio ha quedado abierto y podemos luchar por la guarda y custodia compartida.

La denuncia por maltrato acabó en absolución del acusado en el procedimiento penal, incluso el juez planteó la hipótesis de que esta fuera una estrategia para ganar ventaja en el procedimiento de divorcio.
El juez de lo penal consideró que la denuncia de su expareja podía responder a una estrategia para sacar ventaja en el procedimiento de divorcio. El caso es que no había pruebas de lesión alguna.

Ahora hemos recibido el auto de medidas provisionales en el procedimiento de divorcio. Un éxito más de los abogados matrimonialistas de Debelare, ya que el juez considera que lo más beneficioso para el hijo de 2 años es la guarda y custodia compartida. El juez en su auto señala que no se ha practicado ninguna prueba que demuestre que el padre no es apto para criar a su hijo y que, en consecuencia, la guarda y custodia compartida es lo procedente.

Así, el padre ha pasado de estar en el calabozo y no poder ver a su hijo de 2 años en condiciones normales, a conseguir una guarda y custodia compartida por semanas alternas

Todavía queda mucho trabajo por hacer y mucho camino por recorrer en el procedimiento de divorcio, pero nos enorgullece haber logrado la guarda y custodia compartida para un niño de 2 años a pesar de todas estas adversidades. Desde el despacho de abogados Debelare, te agradecemos J.M. la confianza depositada en nosotros. Seguiremos luchando para que los menores puedan estar con sus padres en igualdad de condiciones.

Compártelo en las redes sociales